Hogar ecologico, primeros pasos….

En estos últimos días he empezado a investigar y experimentar  un poco para encontrar soluciones más ecológicas y sostenibles para el hogar y seguir reduciendo el uso de químicos en el día a día.Mi primer ataque ha ido directo al lavavajillas, con una receta de detergente líquido casero en ​la thermomix a base de sal, limón, vinagre y bicarbonato.

 Una buena solución ya que se trata de ingredientes sencillos y económicos, relativamente rápido de hacer y podemos conservarlo en algún bote de cristal que queremos reciclar.Para esta mezcla de 1 litro aproximado de detergente he usado:

2 limones enteros (con piel y todo)
155 gr de sal (la que tengamos a mano, en este caso puse sal para lavavajillas, pero cualquier sal de cocinar grueso o fino nos sirve)
125 gr de vinagre
200 gr de agua
10 gr de bicarbonato de sodio

Se trituran primero los dos limones, añadimos el resto de ingredientes y cocinamos 10 minutos vel. 4 100 grados.
Tiene que quedar como una crema densa y sin grumos que pasaremos enseguida a nuestro envase de cristal para dejar enfriar.  Idealmente se puede hacer sin thermomix, utilizando sal fina y zumo de limón para evitar que se queden trozos grandes y quede como una crema uniforme. 
Para cada ciclo de lavado suelo poner dos cucharadas soperas, que es la cantidad perfecta para llenar la ranura hasta donde indicado. De momento esta lavando bastante bien, sin mucha diferencia con las pastillas tradicionales. Eso si se queda todo limpio pero con olor mas neutro y es necesario poner el programa completo con alta temperatura para que lave bien y sin dejar residuos en la vajilla.

Otro gran descubrimiento ha sido con la ropa. Investigando y hablando con conocidos sobre este tema me llamó mucho la atención el lavar la ropa con nueces de lavado de la planta saponaria (las puedes encontrar fácilmente online, yo las compré aquí por ejemplo).
Ya conocía esta planta porque  con su raíz, rica en saponósidos,  se fabrica muy fácilmente un jabón líquido casero que se puede utilizar tanto para el hogar como para el cuidado de cuerpo y cabello.
De esta misma familia es la planta cuyos frutos se utilizan para lavar de manera ecológica. Con un kg de cáscaras se pueden hacer aproximadamente 330 lavados, ya que estas nueces se pueden reutilizar unas cuantas veces antes de pasar a reciclarlas y hervirlas para fabricar champú o limpiador multiuso.
Esta primera semana hemos lavado ya 5 veces con las mismas 5 cascaras. Se ponen en un saquito de tela que pondremos directamente a la lavadora junto con la ropa. Eso si, se recomienda lavar con altas temperaturas, aunque de momento hemos probado con 30 y 40 grados y la verdad con excelentes resultados. También han superado la prueba con el lavado de la ropa de deporte de toda la familia, la ropa sale perfecta, con olor a "limpio". En el quinto lavado ya se nota que no huele tanto, así que ya pondremos nuevas cascaras en la siguiente lavadora. Otro truquillo que podemos probar si nos gusta un poco de aroma en la ropa es echarle unas gotas de algún aceite esencial directamente sobre el saquito de tela que contiene las nueces.
Estamos muy contentos con este último experimento ya que con una familia numerosa son muchas las lavadoras de cada semana y hemos logrado poner nuestro granito de arena eliminando el uso de detergentes químicos tradicionales tan contaminantes para el medio ambiente. Las nueces se encuentran fácilmente online y resultan bastante económicas si calculamos la cantidad de lavados que podemos realizar con solo un kg.

Y vosotros, cual es vuestra experiencia con este tema? Alguna otra receta casera o alguna otra solución más Km 0?

 
 
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *