La importancia de nutrir correctamente tu piel – parte 2

Que más necesita mi piel para brillar de salud?

Limpieza

La piel tiene su propia flora bacteriana y su propio equilibrio biológico, por eso su limpieza debe estar orientada sobre todo en regular esta armonía entre nuestras bacterias y nuestra piel. De aquí la importancia de eliminar impurezas y microorganismos no deseados pero sin alterar este equilibrio, utilizando productos adecuados y no agresivos.

Aunque no utilicemos maquillaje solo con pasarnos un algodón en la cara al final del día nos hará ver como no hay solo sebo si no que también mucha suciedad, polvo, contaminación... por eso la limpieza correcta de la piel es el primer hábito para nuestra rutina diaria de belleza.

Protegerse antes agresiones externas

Golpes, roces, rayos UV, otros agentes medioambientales (frío, viento, altas temperaturas, contaminación), agentes químicos externos que pueden irritar y alterar el pH provocando alergias, eczemas, dermatitis...

Para todos estos casos podemos aprender a protegernos con productos cosméticos adecuados para cada circunstancia, por ejemplo bálsamos, ungüentos para las épocas de frío, los filtros solares para los rayos UV, …

Belleza

La piel en si no necesita de maquillaje para mantener su salud, sin embargo, el maquillaje y los productos de belleza son parte de nuestra vida social y bienestar emocional y por eso se considera una necesidad legítima y que debe ser respetada.

Sin embargo la cosmética natural nos invita a una reflexión sobre los cánones de belleza "tradicionales", empujándonos hacia una belleza más natural, al aceptación de uno mismo con sus pequeñas imperfecciones, arrugas, manchas...señales de la vida misma.

Podemos aprender a manejar estas imperfecciones mejorando nuestro estado de salud general, mejorando nuestra alimentación y nuestro bienestar emocional, para que nuestra piel brille desde nuestro interior, eliminando toxinas y también estados anímicos tóxicos, estrés, ... que se reflejan en la belleza y salud de nuestra piel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *