Hogar zero waste: limpiar aceites usados para hacer jabón

Sabias que hay otra manera de deshacerte de los aceites usados para cocinar ademas de llevarlos al punto verde?

Puedes aprender como limpiarlos y hacer tu propio jabón para lavar la ropa!

Con unos simples pasos podemos limpiar los aceites usado en cocina y poder así reciclarlos para hacer jabón para la ropa (NO para el cuerpo, para eso mejor aceites sin usar y de buena calidad):

1-Filtrar el aceite con un colador fino o una gasa para remover los residuos más gordos

2-Añadir agua muy caliente, tapar el tarro, agitar un poco y dejar reposar hasta que todo el aceite esté flotando encima del agua

3-Poner este tarro en una olla/bol grande, versar muy lentamente agua en este tarro para que el aceite vaya cayendo en la olla

4-Envasar todo este aceite limpiado en un tarro limpio con una hierba aromática para que coga un poco de olor y propiedades (yo lo hago con romero) y dejarlo macerar unos días

COMO HACER EL JABÓN- proceso en frío 

Hay muchas maneras de hacer jabón casero, para mi primer experimento he utilizado el proceso de saponificación en frío con sosa. Al oír la palabra sosa cáustica al principio no me entusiasmó....como puede ser un jabón natural con un ingrediente tan agresivo? Pues la sosa simplemente sirve para hacer la reacción química con el aceite que hace que se cree el jabón, rico en glicerina,   un jabón delicado y realmente nutritivo para la piel en comparación con jabones industriales.

En el proceso en frío se deja que el jabón se seque por un mes, dejando así que toda la sosa que puede haberse quedado en el proceso evapore por completo. Es muy importante a la hora de hacer el jabón que la sosa se diluya bien en agua, sin que queden escamas. El único inconveniente es que tenemos que tener mucho cuidado durante el proceso mientras manejemos la sosa ya que cualquier contacto o salpicadura nos puede irritar. Protegete bien con guantes, gafas y mascarilla.

Necesitarás:

Agua 

Sosa cáustica (min al 90% de concentración)

Aceite vegetal (en este caso el que acabamos de limpiar)

2 ollas (tienen que ser de acero inoxidable, no de aluminio)

Bascula para pesar con precisión 

Termómetro de cocina

Batidora

Molde (de silicona o podemos reutilizar tetrabrick por ejemplo)

Guantes, gafas de protección, mascarilla para protegernos de los vapores de la sosa

ANTES DE EMPEZAR

Hacer jabones en casa es relativamente sencillo pero debemos tomar todas las medidas de seguridad ya que el manejar la sosa puede ser peligroso, cualquier salpicadura en la piel nos causará irritación, hay que proteger bien manos, brazos, cara, ojos y taparnos con una mascarilla/trapo para no inhalar cuando vertemos la sosa en el agua. Intenta hacerlo en un lugar bien ventilado y lejos de niños y mascotas que nos puedan distraer durante el proceso. Si no tienes otro sitio más que tu cocina intenta que sea con ventanas abiertas y extractor encendido.

INGREDIENTES para jabón para el hogar

  • 500 gr de aceite de oliva usado y limpiado
  • 168 gr de agua destilada
  • 68 gr de sosa cáustica

PROCESO paso a paso

  • Calentamos el aceite con fuego moderado 
  • En otra olla añadimos con mucho cuidado la sosa al agua (y NO al revés!) , se generará calor por reacción química, cuando la temperatura haya bajado hasta 80 °C  comprobamos que también el aceite este a esa temperatura, lo sacamos del fuego y , con mucho cuidado vamos vertiendo el agua en el aceite
  • Con atención a que no haya ninguna salpicadura batimos la mezcla hasta que se vuelva más densa, como un yogurt espeso para entendernos
  • Versamos el preparado obtenido en nuestro molde y lo tapamos con un trapo
  • Lo dejamos secar un día entero y después lo cortaremos en pastillas
  • Dejamos secar las pastillas 4 semanas en un lugar seco y ventilado hasta que este listo para utilizar en nuestro hogar (tal cual como quitamanchas, rayado para lavadora o lavavajillas,...)

Listo?

Recuerda que para hacer jabones para la piel el proceso es el mismo pero deberas utilizar un aceite de calidad y sin usar para obtener un buen jabón y con un ph adecuado para tu piel. La cantidad de sosa para cada receta se calcula según el indice de saponificación de cada aceite. En este primer experimento he utilizado la formula de Merce Castells (Aula Natural). Aquí va otra pagina de referencia para poder empezar a experimentar con otros tipos de aceites vegetales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *