Hogar Zero Waste: resumen de un año de camino

Hace ya prácticamente un año que nos planteamos reducir residuos y plásticos en casa introduciendo progresivamente pequeños cambios (o “otro invento de Sara” como suelen definirlos en mi familia).

Hablando con amig@s y alumn@s, los comentarios más frecuentes que salen son la idea que muchos de estos cambios impliquen gastar más dinero, que sea muy complicado de llevar en el día a día y que nunca nos parecerá que estemos haciendo lo suficiente...la basura del plástico siempre parece llena...

 

Como en todo, no hay que desanimarse, al fin y al cabo todo es poner la semilla y seguir cultivándola con paciencia y cariño.

 

Cada pequeño gesto suma, tanto para el planeta como para nuestra actitud y toma de conciencia sobre nuestro estilo de vida.

Así que, junto con mi pareja, nos tomamos un momento de reflexión para ver los cambios que habíamos hecho en nuestro hogar a lo largo del último año y la verdad, aunque falta todavía camino por  recorrer, hemos podido dar unos cuantos pasos.

La verdad, al empezar a reflexionar sobre el tema, empezando a introducir cambios graduales, ha ido ayudándonos en tomar conciencia sobre nuestros hábitos y patrones de consumo, aprendes a planificar (un poco) mejor las compras, a escoger mejor que y donde comprar, a decir que no a muchos envases innecesarios (muchos, todavía no todos, seamos honestos).

Y también vas cogiendo inspiración, en qué más puedes probar a hacer, lo compartes en tu círculo de conocidos y amigos, contribuyes para  que esta semilla de conciencia y cambio se difunda, además de compartir ideas y experimentos.

Mi filosofía en general es mejor hecho que perfecto...así que, como intuirás, muchos experimentos están en marcha en mi casa...con resultados más o menos exitosos.

Aquí va un resumen de nuestra experiencia, que espero pueda servir de inspiración:

*Cambiar detergente de lavadora por nueces de lavado y suavizante por vinagre (mi receta favorita y más funcional es dejar macerar el vinagre con los limones usados en la cocina, diluir el macerado con mitad parte de agua y añadir media cucharadita de bicarbonato por litro)

*Utilizar detergentes multiusos caseros ecológicos con mezclas de vinagre/cítricos/bicarbonato o hirviendo las nueces de lavado usadas, reutiliza los envases spray de plástico usados de los antiguos detergentes y etiquetalos 😉

*Hacer muchos saquitos y bolsitas para ir a comprar fruta y verdura al granel con telas/ropa vieja (y recordarse de llevarlos a la hora de comprar, poner muchos en la mochila de tu pareja si ves que la cantidad de bolsitas de plásticos en casa no disminuye como esperabas...)

*Dejar de comprar papel de cocina y sustituirlo por un buen stock de trapos de algodón y servilletas de tela “de toda la vida”  (también para envolver bocadillos cuando vamos de excursión)

*Pasarte a tu cosmética natural reutilizando los envases que tengas en casa (de viejos cosméticos, tarros de cristal) y haciendo cosméticos sólidos (champús, bálsamos en barra, jabones)... y recuerda que menos es más, puedes cuidarte con pocos ingredientes naturales de calidad

*Recoger los aceites usados para cocinar en la cocina y aprender a limpiarlos para hacer jabón para la ropa (uno de mis últimos descubrimientos y me encanta, es mucho más fácil y rápido de lo que pensaba)

*Eliminar los artículos monouso de tu baño: los discos de algodón desmaquillantes se pueden sustituir por discos de tela de algodón vieja que tengas en casa (sábanas, ropa viejas...) y hacer un stock de discos reutilizables y lavables

*Eliminar película transparente y de aluminio y sustituirlas por tuppers y bees’wrap para conservar la comida 

*Comprar menos pero mejor (tiendas al granel, envases más grandes, caja de fruta y verdura eco, etc.)*

*Buscar entre los tesoros vintage de casa de tus padres contenedores reutilizables y molones como fiambreras, thermos... antes de que    lleguen tus hermanos

*Organizar sesiones de batch cooking para tener comida sana y sabrosa para toda la semana y ahorrarte tiempo y el caer en la trampa de comprar comidas rápidas/hechas a último minuto por falta de tiempo

*Buscar inspiración, experimentar, compartir, reflexionar… 

Estas son las cosas principales que nos han funcionado en casa, seguimos aprendiendo y experimentando

Espero te sirvan de inspiración para reducir residuos en tu hogar y si ya estás haciendo cosas te apetece compartir tu experiencia?

Cuéntame! Cuantos más somos mejor!!!

2 comentarios en “Hogar Zero Waste: resumen de un año de camino

  • Me encantan las ideas!! He comprado bolsas de tela para la compra, pronto haré mi primera crema facial, tengo pensado comprar cepillosde dientes de bambú en lugar del clásico de plástico, utilizo crema dentífrica a base de extractos naturales y envase biodegradable (no la he hecho yo) y ahora creo que debería inspirarme para seguirte los pasos en jabón y suavizante de ropa y los bé wraps…
    Gracias por compartir!!💛

  • Gracias Eva por compartir y para sumarte al cambio! Todo es dar el primer paso para dejar el mínimo rastro en el medio ambiente pero gran impacto en sensibilizar, sobre todo los peques para que crezcan ya con esta sensibilidad 🙂 un abrazoooooo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *